Aprenden niños exploradores de la SSP técnicas de ayuda ante un siniestro


Acapulco, Gro., 22 de noviembre de 2017.- Para dar continuidad a las actividades que se desarrollan en el marco del programa “Niños y Niñas Explorando Acapulco” de la Secretaría de Seguridad Pública, se les impartió un taller denominado “Qué Hacer en Caso de un Siniestro o Accidente Vial”, por parte de personal de la Policía Vial, encabezados por el director, Rafael Rivas Valdés.

 

El secretario de Seguridad Pública, Max Lorenzo Sedano Romano, dijo que los elementos Brenda Monge y Ranfery Daza, con la participación del camillero del IMSS, Roberto Franco, les hablaron a los niños sobre las diferentes técnicas de movilización de lesionados como la del “Bombero”, “Router Asistido”, la “Silla” o “Canastilla” y la “Muleta Humana”, mismas que son aplicadas en caso de algún incidente.

 

Los 35 niños y niñas que asistieron a la sesión, luego de escuchar atentos, realizaron equipos para practicar la técnica del “Bombero” (consiste en que al encontrar a una persona tirada en el piso, el ayudante se presenta dando su nombre y pregunta cómo se encuentra, le inclina las piernas como tijera, mete su mano en medio y lo carga para ponerlo en un lugar seguro mientras llega la ambulancia) y la de “Router Asistido” (se encuentra la persona tirada en el piso y los ayudantes se presentan dando sus nombres, preguntando cómo se encuentra y cuál es su nombre, después verifican que no tenga fractura para poder movilizarlo y si no la tiene, uno de los ayudantes lo toma del pie mientras el otro lo toma por el cuerpo delicadamente y entre los dos cargan a la persona para ponerla en un lugar seguro).

 

También les explicaron la técnica de la “Silla” o “Canastilla” (persona sentada en el piso y los ayudantes se presentan dando sus nombres, preguntan cómo se encuentra, lo ayudan a pararse, mientras se toman de la manos haciendo una silla, luego piden al lesionado que se siente y que tenga confianza para poderlo trasladar a un lugar seguro) y la de “Muleta Humana” (se encuentra la persona lastimada del pie, el ayudante se presenta dándole su nombre, después le pregunta cómo se encuentra, lo toma del hombro, pidiéndole que levante el pie que se encuentra lastimado y que con el otro se apoye para caminar juntos).