Vigilará Ecología que establecimientos no usen plásticos y unicel


Los negocios que omitan la nueva disposición serán sancionados de manera severa, advierte Rivas Pérez

 

Acapulco, Gro., 03 de octubre de 2019.-  Para vigilar el cumplimiento a lo estipulado en la modificación a la Ley 593, en el artículo 49 Bis, que prohíbe proporcionar cualquier tipo de bolsa de plástico desechable para fines de envoltura, carga o traslado de productos o mercancías, así como proporcionar envases de unicel, entregar o usar popotes;  la dirección de Ecología y Protección al Ambiente del municipio realizará inspecciones económicas de la ciudad,   informó la titular del área, Guadalupe  Rivas Pérez.

En ese sentido, la funcionaria municipal dijo  que los operativos se llevarán a cabo de manera conjunta con otras dependencias del Ayuntamiento, a  fin de que los establecimientos  respeten  lo estipulado en el reglamento, y en caso de omisión a la disposición oficial, se aplicarán las sanciones correspondientes.

Asimismo,  Rivas Pérez explicó que una vez cumplido el plazo determinado por ley, entra en vigor dicho ordenamiento,  el cual tiene el objetivo de adoptar medidas ecológicas encaminadas a la eliminación de productos plásticos y de unicel,  y de esta manera reducir la contaminación ocasionada por éstos.   Para el cumplimiento de esta disposición, destacó,  requiere el compromiso y responsabilidad ciudadana de todos, ya que no es solo es no proporcionar el material por el vendedor, sino el no usarlo o exigirlo por parte del consumidor.

“Yo invito a toda la ciudadanía a que se sumen a este cambio para que el consumidor deje de solicitar esos productos, deje de solicitar el plástico, la bolsa plástica, el traste de unicel; nosotros como ciudadanos debemos también sumarnos a esta transformación, a este cambio y llevar nuestros trastes, llevar nuestra bolsa y en ese sentido ya no vamos a estar exigiendo que nos den una bolsa”, afirmó la directora de Ecología en Acapulco.

Añadió que tras la emisión del acta, se otorga un plazo de cinco días para acatar el procedimiento administrativo ante la dirección de Ecología o en su defecto, proceder a las multas y finalmente en la clausura. De igual forma,  detalló que las sanciones dependerán de la cantidad de plástico o unicel en posesión del expendedor,  con una multa mínima por parte de Ecología municipal que asciende alrededor de 19 mil pesos.

Por otra parte, recalcó que las sanciones serán más severas para el caso de la venta de plásticos de un solo uso a consumidores, ya que se ha reportado que comercios y supermercados no entregan bolsas plásticas a sus clientes para el acarreo de productos; sin embargo, les dan la opción de comprarlas, lo que también constituye una violación a la ley.

Finamente, Guadalupe Rivas reiteró que el cumplimiento de la Ley 593, de Aprovechamiento y Gestión Integral de Residuos del Estado de Guerrero en el artículo 49 Bis, requiere el compromiso ciudadano de todos, con un sentido de urgencia y cambio en las conductas de consumo de la población, al dejar de entregar y/o exigir los plásticos de un solo uso y el unicel en su vida diaria, elegir opciones más amigables con el medio ambiente.