Ma. Guadalupe Cortes Mendoza


Lic. Ma. Guadalupe Cortes Mendoza
Reseña Curricular

Nací y crecí en mi bella Colonia Progreso, soy la pequeña de 8 hermanos,  junto a mis padres crecí muy feliz, me inculcaron el amor a Dios y al prójimo, el esfuerzo para salir adelante, con entrega y disciplina, cursé la primaria en la escuelita de mi colonia Antonio Barbosa, la secundaria en la federal no 1, mi preparatoria en la no 2, y mi licenciatura en la Facultad de Turismo, cuya Titulación la realicé después de 24 años de haber terminado mis créditos, porque me casé y me dediqué a mi esposo y a mis hijos, siempre sentí el compromiso de Titularme, era un compromiso y se lo debía a mis padres, por todo el apoyo que siempre me brindaron para que me realizara Profesionalmente, cuyo esfuerzo fue grandioso, sacar adelante 8 hijos no es nada fácil, cuando no cuentas con el dinero suficiente por ser de bajos recursos, pero con mucho trabajo nos sacaron adelante; para mí era una forma de agradecerles, mi padre ya no vio mi Título pero sé que siente el mismo orgullo que mi madre me expresó por mi titulación; al casarme aprendí de mi esposo Ramiro Solorio Almazán el sentimiento de luchar por las causas justas, por los que menos tienen; me involucré en su Política sana de apoyo al prójimo y de defender nuestros derechos y así empecé junto con él en varias luchas, me nació la idea de hacer una A.C Reviviendo Sonrisas Por Acapulco, de la cuál soy la Presidenta, me encanta la labor social y convivir con la gente.

Soy una mujer de trabajo, tengo 12 años como inmobiliaria, para mí es una labor muy noble, que te relaciona é interactúas con diferentes personas; también trabajé en grandes hoteles, como el Acapulco Plaza, El Continental Plaza y el Sheraton; así como mis padres me inculcaron cosas buenas; así le he transmitido a mis dos hijos el amor a Dios y el respeto al prójimo; junto a mi esposo les hemos inculcado que para salir adelante uno se tiene que esforzar y Dios nos ha dado la Bendición de tener hijos sobresalientes, dedicados y de sentimientos nobles, para entregar a la sociedad hijos sanos de corazón, que aporten cosas buenas y que valoren lo que como padres le hemos dado, me siento muy satisfecha y realizada por todas las cosas que me  he propuesto y las he logrado con mucho esfuerzo.